martes, 20 de septiembre de 2016

Mariposa Inquieta



Estoy quieta. Mirando como pasas a mi lado.
Eres inquieta, juegas siempre cerca de mi hombro.
Puedo prácticamente sentir tu aleteo, soplando mi corazón.
Entre más te veo, mis ojos brillan, esperando que te poses sobre siempre sobre mí.

¡Aguarda! No te vayas. ¡Soy yo!
No me importa tu color, o tu tamaño, me importa que solamente descanses en mí.
Pero estoy inquieta y si sigo así, jamás podrás tomar una parada de tanto volar.
No quiero que te quedes, quiero que te poses sobre mis manos,
como si pudiera pretender que te quedarás allí.

Llevo semanas viéndote, viendo cómo pasas sobre mí y te pregunto: 
¿Cúando será que me harás felíz?
¡Yo sé que tú lo eres! ¡No existen jaulas para ti!
Acércate y cuéntame: ¿qué tengo que hacer para que te quedes un minuto aquí?

No puedo más que advertirte: no te quedes mucho tiempo.
Domestico lo que toco. Y tu no naciste para quedarte.
Tráeme los recuerdos que tengas y déjame sentirlos todos.
En edificios, en flores, en muros, y paredes vas.
Recogiendo alegrías y tristezas en esta lejana ciudad.

Tus colores son recuerdos vívidos.
Y mis recuerdos están llenos de colores.
Tengo una canción que quiero que escuches.
Cuando vengas y te poses, suspiraré suavemente para alargar mi tiempo junto a ti.
Luego, te cantaré una canción que vengo cantando en los últimos años.
Una canción que quiero que dejes en las siguientes paradas que hagas.
Y repartas esa melodía con cada lágrima que encuentres.

¡Si, si quizás tan solo escucharan mi canción!
Quizás si escuchan mi melodía, sus tonos y letras: se repartiría todo mi amor por el mundo.
Trata de quedarte, más segundos, por favor, y quizás mis manos te den un nuevo color.
Un color vivo, suave y tierno.

Te prometo, serás la más bella entre todas.
Porque en el momento que te vayas, me terminaré de convertir en una como tú.
Y volaré, volaré contigo.
Habré dejado el amor, y me posaré en el siguiente ser, simplemente para decirle: 
"Eres tú el siguiente, y a ti te llegará el amor.
Por favor, tardé mucho en llegar, volé muchas horas, hice muchas paradas en la inercia.
Y cuando me pose sobre ti, te diré: Era un destino fijo. Eras tú. Aquí estoy.
Y trata de entender: cada vez que me muevo, cambio destinos"

Y entonces: ¡Voló!







martes, 31 de mayo de 2016

Holograma de Café



No digas más.
Ya lo he escuchado antes.
Ya sé lo que tienes que decir.
Ya sé que pasa cuando faltan ganas de…estar.
Me sé la historia. Ya he leído este cuento antes.
Tú me miras con tristeza, porque sabes qué implica tu decisión.
Al final, es tú decisión, no la mía.
Este carro tenía kilómetros de más, rondando por las vías de la vida.
Su motor tuvo un solo caballo con todas las fuerzas, y luego otro solo caballo más, con todas las fuerzas.
Pero amor, se necesitan varios caballos de fuerzas para moverlo a la gloria.

Ya sé cuánto cuesta el amanecer y anochecer sin ti.
Aprendí ya, a cómo hacer cada pasito de a poco, sin olor a café.
Creo que probé muy poco del sabor de la soledad, pues a esta altura se me ha olvidado que olía a rocío. O quizás su olor no fue tan fuerte. O quizás no lo olí lo suficiente como para enamorarme de ella, como lo hace cada uno que la prueba.

Hace un día espectacular de pronto, y está combinado con nubes de esperanza.

Y es que nadie debe pasar por este camino tan corto, sin amor.
Y nadie debe bajar al infierno que con sus paredes de fuego, le dé un poco de calor.
No hacemos nada por el gato o perro que encontramos en el camino, con frío y hambre.
Jehová se encarga de ellos, y aunque parezcan descuidados por nosotros mismos, hay alguien más poderoso cuidándolos.

Ya no creo ser la estrella de los desiertos que llegan a mi vida.
Qué triste es haber pasado tanto tiempo por tu vida, sin haberte enseñado lo más básico: amar.
No se te quedó: la eternidad.
No se te quedó: la esperanza.

Vamos tomando decisiones en la vida, sin ver un poco más allá de lo que será.
Nos metemos en mundos distintos, sin ver todo el movimiento de la mariposa.
Hay almas que uno no debe tocar, si no está dispuesto a quedarse.
Hay corazones que uno no debe intentar salvar, si uno no tiene dentro de su corazón: la eternidad.

Era magia engañosa, era magia de cartas, era magia de conejos, y de rosas marchitas.
Jugaba. Jugaba a saber sobre la vida y el amor.
Era un manantial de agua en el desierto, con espejismo de potable.
Dulce como panal, dulce como un holograma.

Ni el paraíso era reconocible para sus manos.
Ni el arcoíris demasiado hermoso para su mirada concentrada en lo común.
Quizás, era demasiado cielo para su cielo terrenal.

Tenía un sonido a piano. Una mirada tan dulce, que me envolvió.
Sabía cuándo y cómo hacer para tenerme allí.
Y no, no se le olvidó. Sólo dejó de interesarle conquistarlo.
Sabe exactamente qué espero. Sabe exactamente lo que me hace feliz.
Pero decidió no hacerlo más.

Se equivocó en tomar una decisión, sin yo tomar la mía.
Se equivocó una vez más.
Después de tanto rogar, y suplicar recompensa por su dolor, y por su desdicha pasada.

Se le envió el mismo cielo. Uno comprometido. Uno leal.
¡Un cielo con aristas, y reglas, pero cielo al fin!
Y no, no me dejó ir.
Pero tampoco me pidió quedarme.
Y yo, yo me quedé hasta que quise.


"Sí; aunque yo no quería, ni lo creía;  Era solamente un holograma de café". 

domingo, 21 de febrero de 2016

!--- Espejismo de Amor ---!



!Qué espectacular es la vida¡
Es increíble cómo la necesidad nos hace confundir agua con arena.
Estamos parados en el desierto de vivir, buscando la saciedad de plenitud.

La infidelidad es un tema de cada quien.
Cada quien va pensando que infidelidad es un tema de sencillamente: tener relaciones sexuales con otra persona.
!Si supieran, que solo es el final de tanta infidelidad!

Vamos siéndoles infieles en pequeños detalles, luego lo somos en cosas básicas, luego de eso lo somos en cosas elementales, hasta que finalmente llegan a nuestros pensamientos y terminamos el increíble camino de la infidelidad al mezclar nuestros besos en cuerpos extraños.

¿Quiénes son extraños?
Extraños los que no nos sienten el alma.
Extraños los que no pueden llorar cuando lloramos de dolor.
Extraños son aquellos seres que ni siquiera se toman el tiempo de modificar nuestros errores.
Extraños son las personas que sencillamente viven el mundo del mundo.
Extraños son todos los que no pueden si quiera velar una pesadilla en una noche incierta, y no sentir angustia por el dolor entre mundos.
Extraños son esas pequeñas personas que llegan a nuestra vida para ser todo lo que queremos sin sentirnos.
Extraños son los que no pueden hacer nada especial para alguien que consideran especial.
Extraños son los que tienen patrones de amor. Los que no diferencian entre corazones.

Espejismo de Amor. 
!Así les gusta vivir!
Donde no se respetan los pasados, ni los dolores, ni las muertes.
Donde no existen formas, solo fondos.
Donde los seres solo se ven así mismos.
Donde la muerte es lo que aman.

Señor, puedo sentir su voz en el fondo de mi alma.
Cuando cantas, siento tu dolor, tu pena, tu pasado.
Cuando cantas, hasta puedo sentir amor.
!Eres un hombre increíblemente fascinante!
Sólo se necesitaron en esta fórmula: un par de lágrimas, trillones de estrellas brillando, un toque de frío, con unas cuantas caricias y quizás, quizás un par de mis sonrisas.

...Esta es mi historia...
!Esta es mi vida!
Soy yo la protagonista de cada día.
Soy yo la que se va con la joven Soledad y mis tres almohadas.
Soy yo la que está aquí.
Soy yo la que me acuesto, duermo, y tengo sexo con mis pensamientos.
Soy yo la que está aquí y ahora. 
Sola.
Completamente Sola.

Y debo admitirte, quien sea que lea, es increíble!
!Es increíble sentir este orgasmo conmigo!
Estando en la nada, y estando en todo.
Tengo un poder que no tenía antes.

Todo esto es basado en tu perfecta traición.
Lo llamo perfecta porque me dio lo que necesitaba para verme.
Me vi rogando, suplicando, me vi en el piso.

Y luego, llega este hombre tan joven y vivo y crudo.
Crudo como las cuchillas de un ser que no cree en el amor.
Con su cabeza en alto, sin que nada sea capaz de meterse con el.
Como si el fuese capaz de parar cada herida, con solo una mirada penetrante.
El, que solo responde de forma dura, grosera, y al mismo tiempo sin dejarse de nadie.
Y pude verlo, verlo abriendo sus manos con amor.
Es allí donde se ve el sacrificio vs. lo natural.

Es este puto espejismo de amor!
Es esta maldita pintura que creé estos años,
Pintura que se va corriendo al calor de mentiras.
Es un estúpido pensamiento incrédulo de amor.

Amor que aún sigo pensando que sirve para pintar la Monalisa de mi Vida.

Y al final de un par de años se sigue convirtiendo en un estúpido; ESPEJISMO.










martes, 19 de enero de 2016

Gitana


Quizás la vida era así.Quizás los mejores destinos Quizás están en puertos o destinos.
Quizas están en momentos.
Cual gitana comienzo a vivir...
Vivir en toldos, casas y hostales de la vida.
Conociendo, penetrando, marcando.
Quizás este Mercader solo debe repartir amor.
Quizás solo debe dar y recibir y luego emigrar.
O quizás, llegue a ser atrapado por algun gitano de la vida. 
Voy ahora mismo recorriendo puertos y destinos, de almas, de países o sencillamente en corazones rotos. 
He decidido volverme gitana. 
Gitana de un mundo muy mío. Donde decidí.. Sencillamente, se ama libremente. 
El mercader y la gitana se encuentran en mi corazón. Y los dos discuten sobre cual de los dos me pueden hacer feliz.
Luego de horas de conversaciones intensas sobre quien recibe mas amor... Llegan a la conclusión de que quizás...quizás... Ninguno sea feliz. Pero sonreirán, al recordar cada alma. 
Cada alma que tocaron. 
Pero no tomaron en cuenta, que este corazón no nació para cambiar de seres. 
Que este corazón nació para destinos y no puertos. 
Los dos apostaron a mi.
Y no se dieron cuenta, que mi vida con ellos solo seria una cuestión de puertos.
Y mientras discutían entre sí, me soñé encontrando el amor. Me soñé encontrando un destino. Me soñé encontrando el amor verdadero.
Y fue allí, cuando me vieron irme. 
Me vieron: ser feliz.
Me vieron: llegar y despedirme. 
Me vieron: como el destino de cualquier puerto. 
Me vieron como destino final.
Y saludándome me dijeron: 
¡Gitana...tu corazón lleno de puertos! 
¡Puertos! Siendo gitana!
No te volveremos a ver...
Espero q con quien estés... No se le olvide que siempre...siempre serás una gitana!
Y q recuerde q debe llevarte como tal pañoleta...

Amarrada y de por vida! 


viernes, 15 de enero de 2016

Amnesia Temporal



Caminé, caminé sola por un par de días.
En el camino, me encontré a mi misma.
Recordé, recordé, cómo amo y cada cosa que amé por mucho tiempo.
No puedo explicar, la línea tan delgada que hay entre la felicidad y la soledad.
Aún siendo tenue, no puedo explicar esto que siento ahora mismo.
Es como si el universo conspirara para hacerme mejor.
Como si no pudiera verme más abajo. 
Y aún pensando que el amor podría mover cada cicatriz de cada lugar...es como si supiera que sola, podría llegar más alto.

No estoy de acuerdo con él. 
Destino: yo te elijo con cada paso, 
Porqué te empeñas en que sienta que el destino que yo me gobierno es menos que lo que tu quieres para mí?

No puedo dejar de pensarte. 
No puedo dejar de pensar en lo maravilloso que sería, dejarme amar por ti. 
No puedo, sencillamente continuar y pasarte por alto.
Eres alguien que sencillamente, necesita de este mercader de afectos.
Mercader de Afectos, como me llaman.
Porque al final, siempre llego para darle esperanza a alguien que sencillamente dejó de creer.

Me preguntan...qué me hace amar de nuevo?
Me preguntan.
No doy un amor perfecto. Lo sé.
Pero sí sé, que dentro de este mundo tan sucio, hay algo que doy, con un toque de amor divino.

Un poco de soberbia, sí!
Quizás!
Y quizás, muchas veces me dijeron, que debía estar en la vida de cada persona que respirara en este mundo.
Y lo creí, lo creí.

Cuando amo yo?
Yo sé muy bien a quien amé, sin importarme ser el Mercader de Afectos.
 Pero igual me convertí en leyenda. 
Leyenda.

Aún creo.
Aún siento.
Aún tengo esperanza. 
Esperanza en el amor.

Quizás!, quizás llegue. 
Quizás no.
Pero, Me siento feliz de saber, que cuando llegue, o si ya llegó.....
Sabré poder tomar su mano y volar !
Volar con las manos, en un carro prohibido, una canción no dedicada a nadie, en una noche que no se espera, en un momento del tiempo inapropiado.

Sentir, que de pronto...no estoy sola. 
Sentir que la vida, nuevamente es preciosa!
Sentir, que puedo admirar aún, las estrellas.

No por nadie, si no por mí.

Amo...
Amo saber, que aún puedo llorar entre sábanas, y no entre brazos.
Al final. Cuando mueres, mueres entre tus mismos brazos.
Y yo, yo soy la que estaré entre mis cenizas. 

Mis amadas cenizas!
Las que me abrasarán con el fuego.
Sólo seremos ella y yo.
Entre llamas y fuego.
Entre cenizas y mente.

Al final, solo estoy aquí.
Y no me molesta!
Me molesta que llegues pensando que puedes hacer lo que quieras con mi historia.

Y mi historia aún teniendo muchas aristas...pues es mía!
Y aunque, no escriba como va yendo mi vida.
Cada salida y respiro, es una historia más

Al final. 
El Universo es para tí.
Porque, al seguir el día a día, se dará cuenta, lo que más anhela tu mano. 

Estás aqui.
Estás ya.
Vive!!!!! No ves?
No es tan larga la vida.
Pero cuando se ama, parecen siglos.

No se puede amar lo que no se recuerda.

Y yo tengo amnesia permante del amor.







sábado, 19 de septiembre de 2015

El Héroe de Infiernos


Había sido una tarea ardua. Un trabajo constante. Una conquista desmedida. 
Había logrado curar males, crear nuevos círculos y modus-operandi.
Había convertido los demonios en seres dominables, educados y controlables.
Había conquistado tierras con paciencia, un poco de amor y entrega. 
No había quién detuviera su afán por sembrar en este corazón partido en miles de trillones de pedazos.

Y pudo. Y pudo. 
Atravesó con mucho afán miles de heridas, cortas, largas y profundas. 
Pero, nadie en este mundo atraviesa infiernos, sin llevarse de él, algo.
Nadie es inmune a tocar los techos, mares y fondos del infierno mismo, sin llevarse por dentro el toque desgarrador del odio, maldad, y egoísmo de sus techos y muros.

La única forma de poder entrar a salvar un alma del infierno, es con forros de amor, sin protección, sin armaduras, sin espada. Porque entre más sincera es la conquista, más penetran las semillas para el ser perdido.

Sí, era un ser perdido.
Luego de sacar a un muerto en vida. 
Él, logró pintarlo con colores. Enseñarle nuevamente lo que eran las praderas, los jardines. No miento, hay una gama de colores diferentes. Nada era igual, nada se sentía igual, pero fue, diferente.

Con el paso del tiempo, al fin, abrió los ojos, su cuerpo abstracto, tomó forma y color. Sonreía. Sonreía, no solo a la vida. Sonreía de tanto amor, al ver, su héroe, por fín! 

Pero el infierno comenzó a arder, y con ello ardieron las cicatrices de cada vez que intentó salvarme.  Y de pronto, comenzó a oscurecer su rostro. Y sentí miedo.
Comenzó a dejar de sembrar. Esculpió tanto en mí, que ahora, se volvió oscuro.
Cada retoque que hizo a mi alma, cada guerra que batalló, el me obligaba a ver las escenas en las que me conquistaba para salir del infierno. 
Y de pronto, ,mi color, mi vida, se fue volviendo abstracta. 

El gran héroe, se quedo sin color. 
Le repetí varias veces, "!perdón!", a lo que no tenía por qué ser perdonado. 
Pues un héroe nace, de acciones altruistas, y él sólo estaba lleno de rencor. 

Un gran torbellino, nos llevó a los dos. De pronto, nos convertimos solo en aire. A veces huele a infierno, y aveces huele a luz. En este torbellino, le rogué, le supliqué que me dejara curar sus heridas, pero simplemente se compactó tan fuerte y tan cerrado, que sólo se convirtió en un Toberbellino Vicioso, en donde yo, estoy eternamente a pagar haber sido sacada del infierno, y él con una meta vacía, que ya no logra ni ver, en qué semilla se quedó su ímpetu deseo, de sacarme de un infierno.

Ahora, yo me encuentro, en medio de luz e infierno. 
Y él, él sólo irá desvaneciéndose de mí, algún día, en que yo encuentre la forma en cómo dejar de mirarlo como un Héroe.









jueves, 30 de julio de 2015

Soledad


Quizás no fue mi intención.
Un ser espectacular, me enseñó a que mi máscara no debe estar siempre. Que debo mostrar quien soy, no solo la que se cubre de risas para alegrar a los demás, aún cuando me siento desconsoladamente triste.

La gente me critica, porque siempre hablo de mi mundo. Dicen que mi mundo es el mundo en que todos viven. Y eso: no es cierto.

No es que no cometa errores. Pero siento una energía impresionante siempre por mejorar. Y eso, hace que mi mundo sea especial. Al menos eso creo cuando converso con mi soledad.

Esa que se sienta conmigo, y me ayuda a abrirme, aunque todos piensen que no me cuesta. Esa que me acompaña cuando voy camino al trabajo. Esa que me acompaña al baño. Esa con quien me levanto cada mañana. Esa...que me escucha llorar. Esa que sabe cuando algo me ha herido después que cuento un chiste.

A esta soledad que vive en mí. Que me pregunta por las personas que han pasado durante mi vida. A esa, le escribo hoy.

Dejame separarme de ti! Dejame para poder crecer y endurecerme. No me hagas pensar ni creer que hay algo hermoso en cada ser humano. Pues, contigo a mi lado, creo! Actúo como niña cuando debo ser adulta.

A todos ustedes, que viven vidas paralelas como yo. Yo también existo. También estoy aquí.


Me hubiese gustado conocerte, cuando estaba sola, y no cuando soledad nunca se separara de mí.

Pero debo admitirte, soledad, que me ayudaste a pasar noches sola, pero nunca en soledad, porque estabas allí, viéndome llorar cada noche. Y por eso, siempre te estaré agradecida. Solo tú, conoces mis huellas, pisadas, y cemento de mi alma.




martes, 19 de mayo de 2015

---Eutanasia de Amor---

"Eutanasia (del griego euthanasía, que significa ‘buena muerte’) es la acción u omisión que acelera la muerte de un paciente desahuciado, con o sin su consentimiento (como es el caso del coma), con la intención de evitar sufrimiento y dolor. La eutanasia está asociada al final de la vida sin sufrimiento." Wikipedia.


Dicen que cuando uno se enamora, el ser humano brilla en su esplendor, y sus cualidades se triplican, y el amor lo transforma en un ser maravilloso, a imagen y semejanza del creador.

Dicen que se conoce el verdadero ser humano, al momento que ese amor desaparece. Y aparece quien realmente es. Lo que lleva dentro. 

Creé este blog hace 5 años con un sólo propósito. Ese propósito se fue...y quedé yo. 

El corazón es un órgano muy endeble. El cerebro puede dejar de funcionar, más el corazón puede seguir latiendo. Pero un cerebro no puede funcionar sin el corazón.

Hace años me hice una promesa. La promesa de jamás ser como aquellos adultos del que habla mi pequeño Principito. Al seguir creciendo, me doy cuenta que es algo inevitable. Es inevitable, tan inevitable como respirar, aún sabiendo que estás muerto. 

Muerto, como millones de personas que caminan entre nosotros con tantas cruces. Perder un amor. Perder familia, perder amigos. Perder Fe. 

Vuelvo a mi barquito, con nubes dispuestas a destruirme. Vuelvo, alzando la vela lentamente, como si al llegar al horizonte, caeré por que la tierra es plana. Como si, no existiesen más puertos. Como si no existiesen más faros. Trato de recordar, cómo llegué aquí. Y trato de recordar cómo creí en una promesa sin futuro. 

Siempre he pensado que el amor vale la pena, cualquier herida, sufrimiento. Y sí, lo merece. Pero, hay seres humanos como yo, que son tan endebles, que siente la vida a mil, sí, a mil para el cielo como a mil para el infierno. Quizás he estado equivocada por muchos años, y sencillamente no nací para amar. Pensando tontamente que tenía un don, que en verdad perdí hace muchos años al alejarme del único espíritu que puede alimentar esa fuerza que da únicamente él. 

Hace semanas, ví como la vida arrebató algo maravilloso al amor. Y me tocó ver, ojos fuertes mezclados con dolor infinito. La infelicidad me espera, al no amar así de fuerte nunca. Pero la infelicidad no te hace doblegarte de rodillas y rogar amor. La infelicidad solo te amarga. Y la amargura protege. Protege de personas que no saben dar amor. 

El tiempo va pasando. Y llegará un poema con miles de cielos, estrellas, promesas y futuro. Y miraré ese poema, y seré ese adulto que solo ve un estúpido sombrero. Seré ese adulto, que sólo ve el sombrero. Fingiré por un tiempo, y luego sé, que de tanto fingir, comenzaré a realmente verlo. Y no me acordaré más de mí. De antes. De atrás. Del pasado. 

Pasaré de lejos por los puertos, veré y escucharé los gemidos de dolor de aquellos amados, y seguiré mi rumbo. Hasta que una buena tormenta decida que ya no dejaré más huellas. Hasta que la tormenta decida que ya es tiempo de reclamar mi alma, que sin permiso decidió vagar en el mar. 

Y cuando aquella ola venga, abriré los brazos a ese sentimiento inerte, que sólo salió a flote al verme dando vueltas en los mares profundos de este enorme vacío.

Por ello, he decidido hacer una eutanasia de amor. Una vida aun sin tener final, pero sin sufrimiento. Y para ello, he decidido: desconectarme del amor. 

lunes, 29 de diciembre de 2014

Semillas Eternas



Recuerdo, al amor.
Una figura protectora. No le importaba nada más que yo. Posó mucho tiempo en mí.

Recuerdo…recuerdo al amor.
Era la vida entera. Las estrellas de una noche en el Amazonas. El atardecer dándole sombra a aquel cazador, junto al único árbol de aquella tierra.

Recuerdo, recuerdo mucho al amor.
Se posaba en mí, descansando de tanta maldad humana. Sentaba sus alas en mi tierra, queriendo borrar las increíbles muertes de su largo recorrido.
Buscaba un poco de aliento en mí, se llenaba de energía para seguir recorriendo el mundo, lleno de desesperanza. Andaba en cárceles, andaba en soledades, y en otras ocasiones en historias perdidas.

Recuerdo, ¡Como lo recuerdo¡
Yo creía, creía que algún día dejaría de posarse en mí, pues no hallaría  nada. Y así fue, así fue!
Ahora, solo me habla a través de paisajes, a través de canciones. 

Me pierdo en el horizonte, y allí está recordándome, nuestras largas horas conversando sobre cada historia pasada, cada esperanza que plantaba, cada persona convertida en amor, y cada persona que le dolía que no llegara a sentirlo.

Junto a mi lloró arrodillado, tantas veces!!

Nos mirábamos por horas, y no podíamos creer cómo se acabara el amor en otros seres.
Me prometió, que si algún día llegara yo a ser parte de su lucha, no se daría por vencido, no me abandonaría.

Llegó el hoy. Y sé que está a mi lado. Lo puedo sentir, pero ya no lo veo.

El amor, que solía estar conmigo, se ha ido. Sigo esta idea de lo que queda en mí, de cómo era estar con el amor. Pero se fue, algún día volveremos a conversar sobre aquellas aventuras por unir lo inseparable. Por conservar lo perdurable. Por cerrar la llave del hogar…por jamás ver para otros lados. Por jamás levantarse sin esperanza. Algún día volverá a verme, como un lugar donde descansar.

Y aún sonrío, luego de llorar, por la sensibilidad que aún conservo. Sensibilidad que aún me hace única, y al mismo tiempo fugaz.


Fugaz como su estadía, pero eterna como sus semillas….

“The Hanging Tree

lunes, 22 de diciembre de 2014

My Eyes Adore you - Frankie Valli (Movie: Jersey Boys)



My eyes adored you
Though I never laid a hand on you
My eyes adored you
Like a million miles away
From me you couldn't see
How I adored you
So close, so close
And yet so far away

Carried your books from school
Playing make-believe you're married to me
You were fifth grade, I was sixth
When we came to be

Walking home every day over
Barnegat Bridge and Bay
Till we grew into the me and you
Who went our separate ways

My eyes adored you
Though I never laid a hand on you
My eyes adored you
Like a million miles away
From me you couldn't see
How I adored you
So close, so close
And yet so far

Headed for city lights
Climbed the ladder up
to fortune and fame
I worked my fingers to the bone
Made myself a name

Funny, I seem to find that
no matter how the years unwind
Still I reminisce about the girl I miss
And the love I left behind

My eyes adored you
Though I never laid a hand on you
My eyes adored you
Like a million miles away
From me you couldn't see
How I adored you
So close, so close
And yet so far

All my life I will remember
How warm and tender
We were way back then
Though I'm feeling sad regrets
I know I won't ever forget
You, my childhood friend

My eyes adored you
Though I never laid a hand on you
My eyes adored you
Like a million miles away
From me you couldn't see
How I adored you
So close, so close
And yet so far